twitter Twitter es una de las redes sociales más populares del mundo digital. Tiene 307 millones de usuarios alrededor del mundo que entran en sus cuentas frecuentemente para consultar las novedades.
Sin embargo, más de 500 millones de personas acceden a la plataforma sin registrarse, una cifra que supone un desperdicio de dinero para la compañía, que ya está experimentando para obtener rentabilidad también a través de los usuarios que entran en Twitter pero que no tienen presencia.
Así, la plataforma ha comenzado a mostrar anuncios a aquellos usuarios que acceden a través del ordenador sin registrarse. De esta manera, si alguien quiere acceder a un tuit a través de los resultados de búsqueda de Google, Twitter podrá mostrar un anuncio y así sacar beneficio económico (que, por cierto, no compartirá con Google).
De momento solo se trata de una prueba que ya se está llevando a cabo en EEUU, Reino Unido, Japón y Australia aunque la compañía prevé extenderla a otros mercados.
Además, esta audiencia no registrada será incluida en el grupo de visitas que la compañía utiliza para vender publicidad a los anunciantes lo que significa que, podrá ofrecer una audiencia de 820 millones de personas.
Sin embargo, aunque el alcance que pueden conseguir los marketeros a través de Twitter es enorme, existen ciertos obstáculos. La falta de datos de estos usuarios no registrados como localización, intereses, perfil, etc hace que sean menos valorados pues, son audiencias poco precisas y, por lo tanto, solo podrá dirigir los anuncios basándose en el contexto del tuit o perfil visitado.
Pero no es la primera vez que Twitter intenta monetizar las visitas externas que obtiene la red pues, a principios de año ya comenzó a mostrar anuncios a usuarios que llegaban a través de las apps y sites de terceros consiguiendo unos ingresos de 66 millones de dólares por esta vía.
Dadas las cifras, no es de extrañar que la compañía del pájaro no esté dispuesta a dejar escapar a ninguno de sus visitantes.